\ ACV Social

La Responsabilidad Social Empresarial a través del desarrollo de la gestión humana: Metodología de Análisis de Ciclo de Vida Social.

ACV Social-1

Integrantes:

Bárbara Scarlett Martínez Galán

Asesor:

Dra. María Guadalupe Paredes Figueroa.

La Responsabilidad Social se ha convertido en un elemento esencial dentro del ámbito profesional. Provee un sistema de doble función que permite la mejora continua de un ambiente empresarial y resulta un factor clave para la funcionalidad de la compañía en aspectos colectivos creando una visión de consumo y toma de decisiones socialmente responsable. La ISO 26000 establece 7 materias importantes dentro de su enfoque holístico, otorgando una mayor importancia al capital humano de la empresa. La base para el crecimiento empresarial y posicionamiento en el mercado de competencia es el capital humano, enfocándose en favorecer el desarrollo profesional y personal (López, A. et al., 2017).

Por ello, con la finalidad de introducir el área de Responsabilidad Social a través del manejo del personal, se expone la ISO 26000, ya que es un proceso de gestión estratégica y una herramienta internacional para el manejo de Acciones Socialmente Responsables (ASR), estableciendo dentro de su marco de referencia metodologías de Análisis de Ciclo de Vida Social. La propuesta metodológica para el caso de estudio (empresa con giro educativo) es un Análisis de Ciclo de Vida Social (S-LCA, por sus siglas en inglés), el cual fomenta la mejora del bienestar de los actores sociales involucrados durante el ciclo de vida del producto o servicio (UNEP/SETAC, 2009).

El S-LCA es un marco de reciente aplicación y su metodología fue desarrollada por la UNEP en colaboración con la SETAC. Se realiza una evaluación de impacto basada en las cuatro fases que se presentan en la norma ISO 14040 e ISO 14044, mostrando un impacto realizado a nivel operativo y estratégico con valor intrínseco en la responsabilidad social considerando los valores de la vida humana, organigrama y funcionamiento empresarial, y la inclusión de los valores culturales. Se considera la dignidad humana y el bienestar como nueva área de protección, buscando medir y mitigar los impactos sociales con los grupos de interés involucrados en el proceso del ciclo de vida de un producto y/o servicio. Estos impactos pueden involucrarse en el capital humano, el comportamiento social, en la cultura y tradiciones o inclusive en el comportamiento o nivel socioeconómico (Weidema B. 2006).

Hasta el momento, las empresas con giro educativo han realizado la aplicación de la metodología establecida por la organización Global Reporting Initiative (GRI), fundada en 1997, con el objetivo de comunicar el impacto de los negocios en temas críticos de sostenibilidad orientado al trabajo directo con la triple hélice (instituciones privadas, organizaciones no gubernamentales y gobierno). Sin embargo, para el presente estudio de investigación, se emplearán las categorías establecidas en la ISO 26000.

ACV Social-2