\ Noticias y Eventos

Tiene catálogo creación muralista regiomontana

Publicado el

Un equipo interdisciplinario de investigadores de la Universidad de Monterrey y de la UANL lanzaron los dos volúmenes del título Arte urbano y muralismo regiomontano, con apoyo del Programa de Fomento a Proyectos y Coinversiones Culturales a nivel federal.

A cien años del movimiento convocado por Gerardo Murillo, Dr. Atl, que derivó en el muralismo mexicano, investigadores de la Universidad de Monterrey y la UANL plasmaron en tinta y papel los resultados del registro y análisis de la creación muralista regiomontana. 

Como producto de la investigación, el equipo interdisciplinario de Arte Urbano y Mural de ambas instituciones de educación superior lanzaron los dos volúmenes de Arte urbano y muralismo regiomontanoHacia nuevas reflexiones interdisciplinarias. 

La presentación de los libros se realizó en formato virtual la mañana del sábado, con la participación de Rodrigo Ledesma Gómez, de la Escuela de Educación y Humanidades de la UDEM; Ana Cristina García Luna Romero, profesora e investigadora de la Escuela de Arquitectura y Ciencias del Hábitat de la UDEM; Laura Luque Rodrigo, profesora de la Universidad de Jaén, en España; y Alberto Canavati Espinosa, profesor adjunto en la UDEM. 

Los libros Señales (Vol. 1) y Trazos urbanos (Vol. 2) abordan la creación muralista como consumo artístico cultural desde los elementos urbanos representativos de la zona metropolitana de Monterrey. 

Ledesma Gómez señaló que el fenómeno del muralismo urbano ‒el que recién estudió el equipo interdisciplinario del que forma parte‒ no puede compararse con el muralismo mexicano de la primera mitad del siglo XX, pero, “a final de cuentas, también es arte mural, arte público, con la diferencia de que es un arte urbano”. 

El actual fenómeno de muralismo es de arte urbano público, que está en los muros de la ciudad; aunque las expresiones están apoyadas por el gobierno estatal, por el proyecto de (Festival de Expresiones Urbanas) Callegenera, no tiene los mismos objetivos del muralismo mexicano del siglo XX”, aclaró. 

El profesor de la UDEM explicó que, en 1921, se habló por primera vez de un proyecto muralista en México, un movimiento arropado por el Estado en el que participaron artistas plásticos reconocidos, como Diego Rivera, José Clemente Orozco y David Alfaro Siqueiros, quien por esos años estudiaba en Barcelona y manifestó, a través de unas misivas, la necesidad de hacer un arte público que tuviera una utilidad social, además de sacarlo de su academicismo, de su encierro para las élites. 

En esa época, se buscó establecer un “arte público como el Renacimiento italiano para que el pueblo de México se hiciera alfabeta: por eso las jornadas vasconcelistas de educación a través de la escritura (y que la población) también pudiera leer su historia nacional a través de la pintura, un arte público dentro de los edificios de la administración pública”. 

Por su parte, Canavati Espinosa indicó que, durante mucho tiempo, el muralismo fue proscrito, porque se convirtió en una manifestación fuera de los límites de lo lícito y trajo una percepción negativa hacia estas manifestaciones. 

El catedrático destacó la necesidad de estudiar las diferentes vertientes del muralismo, no solo la forma a nivel estético, visual, sino también cómo repercuten artística, política, socialmente, incluso como un reclamo territorial entre grupos antagónicos, especialmente en ciudades del norte de México y del sur de Estados Unidos. 

La investigación estuvo a cargo de Adris Díaz Fernández, profesora de la Escuela de Educación y Humanidades de la UDEM; Yadira Rosario Nieves Lahaba, de la UANL, además de García Luna Romero y Ledesma Gómez, quienes se propusieron repensar el estado del arte urbano y el muralismo contemporáneo en Monterrey y su área metropolitana, así como su incidencia en el paisaje urbanístico.   

El equipo de investigadores estudió las manifestaciones artísticas en murales en la zona metropolitana de Monterrey, a partir de lo que se ha producido en el Festival de Expresiones Urbanas Callegenera, impulsado por el Consejo para la Cultura y las Artes de Nuevo León (CONARTE). 

El grupo de expertos obtuvo el apoyo de la emisión 35-2019 del Programa de Fomento a Proyectos y Coinversiones Culturales del FONCA, otorgado por la Secretaría de Cultura, para la ejecución del proyecto La creación muralista del Festival de Expresiones Urbanas Callegenera como consumo artístico cultural desde los elementos urbanos representativos de la zona metropolitana de Monterrey.